Dulces, Recetas de Cocina

Tarta primavera, fresas con pistachos y chocolate blanco

Tengo tantas ganas de  que llegue la primavera que no me resisto a preparar una tarta para que su aparición sea cuanto antes!!! Este interminable  y frío invierno se me esta haciendo muy largo este año, será que los últimos habían sido más benévolos, con menos lluvia y nieve.

Esta tarta es una explosión de color y de texturas en la boca, la podéis preparar para celebrar el próximo día del Padre aunque yo creo que no hay que buscar excusas para darse un gustazo y cualquier día es bueno. Además, tras toda la semana llena de prisas y trabajo, lo mejor es disfrutar del fin de semana en buena compañía con una buena comida.

Ingredientes para el bizcocho:

  • 175 gramos de pistachos limpios (pesados sin cáscara)
  • 200 gramos de azúcar
  • 200 gramos de mantequilla
  • 5 huevos
  • 75 gramos de maicena
  • 160 gramos de chocolate blanco
  • 1/2 sobre de levadura tipo Royal

Ingredientes para el relleno de fresas:

  • 350 gramos de fresas
  • 160 gramos de azúcar
  • 250 gramos de queso mascarpone
  • 400 ml de nata para montar
  • 10 hojas de gelatina (lo podéis sustituir por 2 sobres de gelatina disueltos en 50 mililitros de agua)
  • Unas 6 u 8 fresas para decorar

Elaboración:

Lo primero es preparar los bizcochos para que se enfríen mientras hacemos la crema.

Precalentar el horno a 180 grados y preparar dos moldes de unos 20 cm de diámetro, engrasando y enharinando para que estén listos a la hora de verter la masa del bizcocho.

Triturar los pistachos con la picadora hasta que queden con aspecto de arena. Derretir el chocolate con la mantequilla al baño María.

Poner la mantequilla y el chocolate blanco al baño María o en el microondas para que se funda
Poner la mantequilla y el chocolate blanco al baño María o en el microondas para que se funda

En un bol batir los huevos con el azúcar e incorporar la mezcla de chocolate y mantequilla con cuidado de que no esté demasiado caliente para que no se cuajen los huevos. Cuando esté bien ligado añadir los pistachos triturados.

Añadir los pistachos triturados
Añadir los pistachos triturados

Una vez que se ha mezclado bien, tamizar encima la harina de maíz con la levadura hasta conseguir una masa homogénea.

Aspecto de la masa del bizcocho de pistachos y chocolate blanco
Aspecto de la masa del bizcocho de pistachos y chocolate blanco

Veréis que los pistachos le dan un color verde precioso a la masa. Verter en los moldes que habíamos preparado anteriormente y meter en el horno. Os recomiendo que lo cubráis con papel de hornear durante los primeros 40 minutos y pasado ese tiempo dejéis 10 minutos más para que se dore. Se suelen hacer en 50 minutos pero depende del horno. Una vez hechos se dejan enfriar sobre una rejilla.

También lo podéis hacer en un solo molde y cortar al medio pero el resultado no será tan limpio
También lo podéis hacer en un solo molde y cortar al medio pero el resultado no será tan limpio

Mientras se hacen los bizcochos vamos preparando el relleno que dará el color a la tarta primavera.

Limpiar las fresas y triturarlas, yo las he pasado por la batidora, no las he pasado por el chino porque a mí me gusta que se noten un poco las pepitas de las fresas pero eso depende del gusto de cada uno.

Poner las hojas de gelatina a remojo en agua fría. Tienen que estar hidratando al menos 10 minutos.

En un cazo, poner el puré de fresas con el azúcar, llevar a fuego suave removiendo. Cuando esté bien caliente, escurrir las hojas de gelatina y añadirlas para que se disuelvan. Retirar del fuego y dejar que se enfríe.  Si habéis decidido utilizar gelatina en polvo, añadirla disuelta en el agua al mismo tiempo que se pone al fuego el puré de fresas con el azúcar.

El puré de fresas tiene que estar al fuego unos 5 minutos para que se disuelva el azúcar
El puré de fresas tiene que estar al fuego unos 5 minutos para que se disuelva el azúcar

En un bol montamos la nata. Creo que ya os lo he dicho en más ocasiones, el secreto para que la nata se monte bien es que esté muy fría y meter el bol y las varillas en el congelador un rato antes de empezar a montar la nata. De esta manera tardaréis mucho menos en montarla. Reservar.

En otro bol poner el queso mascarpone y unirlo al puré de fresas. Una vez que esté bien mezclado añadir la nata poco a poco con movimiento envolventes para que no se baje.

Mezclar la nata con el puré de fresas y mascarpone con cuidado para que no se baje
Mezclar la nata con el puré de fresas y mascarpone con cuidado para que no se baje

Es el momento de empezar a montar nuestra tarta primavera. Se hace con un aro de montaje pero como yo no tenía he usado el mismo molde desmoldable en el que hice los bizcochos poniendo un papel sulfurizado alrededor para que fuese más alto y no se pegase la crema.

En la base poner uno de los bizcochos.

Primer bizcocho que será la base de la tarta
Primer bizcocho que será la base de la tarta

Sobre esa base extender una capa generosa de la crema de fresas y queso de relleno cuidando que no quede ninguna burbuja de aire.

Extender la crema de fresas, veréis que se notan pequeños trocitos de fresas
Extender la crema de fresas, veréis que se notan pequeños trocitos de fresas

Por último poner el otro bizcocho encima y meter en la nevera durante unas 3 horas como mínimo, lo mejor es dejar de un día para otro.

Trascurrido el tiempo de reposo solo nos queda retirar el molde, el papel sulfurizado y decorar a nuestro gusto.

Yo he espolvoreado de azúcar glas y encima he puesto unas fresas naturales y otras cubiertas con chocolate. También he puesto unas flores para que fuese aún más primaveral.

Así de bonita queda la tarta primavera
Así de bonita queda la tarta primavera

Además de bonita esta deliciosa, los pistachos con el chocolate blanco del bizcocho tienen un sabor y textura poco común que junto a la suavidad y frescura de la crema de fresas hacen de esta tarta una explosión de sabores.

El corte de la tarta permite apreciar los distintos colores
El corte de la tarta permite apreciar los distintos colores

El verde del pistacho tiñe el bizcocho que contrasta con el precioso rosa de las fresas creando una combinación de colores que nos hará pensar en los próximos días de la nueva estación, con sus campos llenos de flores.

Como os digo en otras ocasiones, no es complicada aunque un poco laboriosa y hay que tener paciencia para dejar los tiempos de reposo pero el resultado final merece la pena además la cocina es una buena terapia para desestresarse.

Ademas del gusto nos alegra la vista
Ademas del gusto nos alegra la vista

Seguro que con esta tarta nos costará menos esperar a que pasen los últimos días del invierno y llegue por fin la temporada de la luz, el color y las flores. Decid adiós a los días grises poniendo color con la tarta primavera.

Hasta pronto!!

Tiempo: 1 hora+ reposos

Dificultad: Media

 

 

 

 

 

Deja un comentario