Decoración

Un cabecero tapizado en tono neutro, comodín ganador.

Dar un nuevo estilo a un dormitorio no tiene que suponer hacer un gran desembolso cambiando todos los muebles, renovar el cabecero y la ropa de cama es suficiente para conseguir un gran efecto.

Nos encargaron convertir la antigua habitación del hijo de los dueños de la casa en una habitación de invitados. El mobiliario estaba en muy buen estado, las mesillas de noche y la cómoda eran en madera de castaño con un diseño clásico perfecto para encajar en una estancia pensada para albergar invitados, un espacio en el que necesitamos realzar la calidez sin añadir objetos decorativos que sean personales.

El cabecero estaba más deteriorado y aunque en un principio nos planteamos restaurarlo, pensamos que sería más conveniente poner uno tapizado en tonos neutros, de esa manera se aligera visualmente al prescindir de tanta madera. Os voy a indicar como lo hicimos.

Empezamos preparando el tablero y el marco que soportará el tapizado propiamente dicho. Por detrás se puso un travesaño para colgarlo de la pared una vez acabado.

Parte trasera del marco para hacer el cabecero
Parte trasera del marco para hacer el cabecero

Lo siguiente fue encolar la gomaespuma al tablero de DM con cola de contacto fuerte. Nosotras hemos utilizado una gomaespuma de 4 cm de grosor para que nos quede un mullido armado.  Una vez que estén pegados empezamos a poner el resto de capas. La primera es una de guata especial para tapizar. Se pone sobre la esponja, se dobla por detrás del marco y se empieza  por  poner una grapa en el centro de uno de los laterales, otra en el extremo contrario y así en los otros dos. Siempre grapando en los extremos contrarios, así con todas las telas que utilizaremos.

La guata aporta más consistencia al mullido
La guata aporta más consistencia al mullido

Una vez grapada la guata por todo alrededor del marco,  tenemos que poner el retor para recoger las dos capas anteriores.

Poned atención a las esquinas, es la parte más complicada
Poned atención a las esquinas, es la parte más complicada

Al ir colocando las distintas telas, lo más importante es marcar bien las esquinas, porque si dejamos mal doblada una de ellas, las posteriores irán aumentando el defecto.

Nosotras decidimos poner tachuelas para enmarcar el borde y por eso marcamos el margen, sobre el retor,  con una cinta de algodón. Si os gusta más sin ellas os ahorráis este paso.

Esta es la forma de marcar el margen para colocar las tachuelas
Esta es la forma de marcar el margen para colocar las tachuelas

La dueña de la casa escogió para la tapicería una preciosa arpillera natural, el tono y la textura combinan tanto con  una ropa de cama lencera y muebles provenzales  como con un estilo industrial y ropa básica.

Una vez colocada la tela del tapizado final es el momento de clavar las tachuelas. La distancia entre ellas depende del gusto, nosotras dejamos 3 cm de separación. Otro detalle importante es el remate de la trasera, con una tela fina, tipo batista por ejemplo, se cubre toda la parte de atrás y se atornillan dos espeteras para colgar el cabecero sobre las alcayatas colocadas en la pared.

Los remates traseros también son importantes
Los remates traseros también son importantes

De esta manera tenemos un cabecero único, personal, con el diseño que mejor encaja con nuestros gustos y el espacio que va a ocupar. Es la forma perfecta de personalizar nuestro dormitorio y que no sea uno de tantos hecho en serie.

Marcar la diferencia con la exclusividad de una pieza personalizada
Marcar la diferencia con la exclusividad de una pieza personalizada

Para la ropa de cama escogimos sabanas, funda nórdica y cuadrantes de Zara Home en blanco, dos cojines confeccionados con unas antiguas toallas de algodón natural rústico y uno rectangular con estampado de mariposas, también de Zara Home, que le añade una pincelada de color. Sobre la cama hemos colocado un plaid en la misma paleta de colores rematado por una puntilla de bolillo de algodón.

La ropa de cama también es en tonos neutros
La ropa de cama también es en tonos neutros

Las lámparas de noche también eran de la casa y les añadimos una puntilla de bolillo en el borde, dando una nueva vida a las pantallas que eran un poco sosas, de esta manera armonizan con la ropa de cama.

Una puntilla de bolillo da una nueva vida a la pantalla de la lamparita
Una puntilla de bolillo da una nueva vida a la pantalla de la lamparita

Escoger las piezas adecuadas es la clave para que el resultado sea agradable, cómodo y acogedor, todo lo que debe ofrecer una estancia pensada para el descanso.

Acogedor y apacible, ideal para el descanso
Acogedor y apacible, ideal para el descanso

Seguro que os gusta esta idea para vuestras casas, es la forma ideal de renovar el dormitorio, nos permite reutilizar algunos muebles que parecerán nuevos al estar en tan buena compañía.

Hemos realizado varios cabeceros de encargo y siempre son un acierto, si queréis presupuesto podéis preguntar por privado en facebook.

En próximas entradas os enseñaré más ideas para hacer de que vuestras casas se conviertan en únicas.

 

Deja un comentario