Decoración, Moda

Máscaras de Carnaval personalizadas

El carnaval es sinónimo de descaro, de diversión, de creatividad  y de jugar al misterio de no saber con quien te encuentras. Nada mas divertido y carnavalesco que las máscaras. Hay una gran variedad de ellas, desde las preciosas venecianas hasta las mas futuristas pero  se trata  de hacer la nuestra para que sera única, con detalles que dejen entrever quienes somos pero de forma muy velada,  solamente aquellos que nos conocen muy bien puedan sospechar quienes somos.

Os propongo dos ideas para crear unas máscaras partiendo de cero, del lienzo en blanco de una careta o de un antifaz básico. Con un poco de imaginación, materiales muy económicos y poco tiempo seréis los reyes de la fiesta de carnaval.

La primera es una careta blanca (la podéis conseguir en cualquier bazar, tienda de todo a 1 € o tiendas de manualidades) y además hemos utilizado pasamanería dorada, cordón de seda, pegamento o silicona caliente, purpurina y unas cuentas de abalorio.

Máscara básica sobre la que vamos a trabajar
Máscara básica sobre la que vamos a trabajar

Lo primero es marcar, con un lapicero, el dibujo que queremos hacer con la pasamanería. Con pegamento o silicona caliente vamos colocando cada tira en su lugar, intentando tapar las uniones en las superposiciones.

Trazar con un lapicero los dibujos elegidos, en este caso rombos
Trazar con un lapicero los dibujos elegidos, en este caso rombos

Hemos utilizado abalorios de un viejo collar para enmarcar los ojos y para el contorno de la máscara, un condón de seda doble. Por último se dibujaron los labios, se impregnaron de pegamento y pulverizamos con purpurina dorada.

Detalle de como hemos colocado los collares y broche
Detalle de como hemos colocado los collares y broche

Una peluca de época, pendientes, collares, broches en desuso terminan de completar el atuendo.

Una máscara original para esconder nuestro rostro en carnaval
Una máscara original para esconder nuestro rostro en carnaval

Para la segunda idea se necesita un antifaz (lo podéis conseguir en los mismos sitios que la careta) madroños blancos, plumas blancas, lazo de terciopelo, pegamento o silicona caliente y un broche en desuso.

Podéis utilizar cualquier modelo de antifaz o una máscara recortando la parte inferior
Podéis utilizar cualquier modelo de antifaz o una máscara recortando la parte inferior

Nosotras hemos utilizado pintura en spray para dar más brillo al antifaz pero no es necesario. Sobre el borde se va pegando la pasamanería de madroños con pegamento o silicona.

Colocar las plumas en todas direcciones e ir intercalando las más pequeñas en el centro para tapar la unión. Por último sujetad con un lazo y haced una lazada marcada. Sobre ella se prende el broche. Solo nos queda pegar con silicona el arreglo de plumas a un lado del antifaz, por encima del ojo para que sobresalga por encima de la cabeza una vez puesto.

Escoged el lazo en un color que contraste con las plumas y combine con el vestido
Escoged el lazo en un color que contraste con las plumas y combine con el vestido

Queda genial para un disfraz de años 20 acompañado con una boa de plumas y un falso cigarrillo en boquilla XXL.

El antifaz ya esta preparado para salir de fiesta
El antifaz ya esta preparado para salir de fiesta

Haced vuestras máscaras, es una manualidad entretenida, pasaremos un buen rato disfrutando de la mascarada que es el carnaval y además siempre podemos preparar una fiesta de máscaras en cualquier momento del año y volver a sacar partido a nuestro trabajo.

Nadie nos reconocerá con esta máscara
Nadie nos reconocerá con esta máscara

Yo ya tengo mis dos máscaras preparadas para divertirme en estos días burlescos y descarados, el vestuario irá acorde con cada una de ellas, no os lle enseño porque no quiero estropear la sorpresa en su totalidad.

Sobre una consola formarán parte de la decoración hasta el día de su uso
Sobre una consola formarán parte de la decoración hasta el día de su uso

Disfrutad de estos días y perdonad el retraso en la publicación pero hay veces que la tecnología nos juega malas pasadas. Hasta pronto

 

 

Deja un comentario