Dulces, Recetas de Cocina

Muffins de arándanos, para disfrutar de un buen desayuno

Os propongo preparar esta misma tarde unos deliciosos muffins y de esta manera desayunaremos todo el fin de semana como en la mas cálida y acogedora cafetería londinense. La receta es tan sencilla que estoy segura de que no os resistiréis a hacerla.

Además, en el fin de semana  todos estamos deseando de remolonear un ratito en la cama,  degustar un largo y buen desayuno mientras leemos la prensa tranquilamente, compartir conversación con la familia sobre algún buen plan para hacer…en fin, disfrutar de esos pequeños placeres que están a nuestro alcance solamente los días que estamos libres del estrés diario.

Ingredientes:

  • 320 gramos de harina
  • 140 de azúcar
  • 80 gramos de mantequilla
  • 1 yogur y medio natural (yo uso los ecológicos de Aldi)
  • 6 cucharadas de leche entera
  • 2 cucharadas de extracto de vainilla
  • ralladura de un limón
  • 1 huevo L
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • una pizca de sal
  • 200 gramos de arándanos (yo los compro también en Aldi)

Elaboración:

Lo primero que hacemos es mezclar la leche con el yogur, remover y reservar.

Precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo. En un bol mezclamos todos los ingredientes secos, es decir: el azúcar, la harina, la ralladura de limón, la sal y la levadura.

Poner todos los componentes secos en un bol
Poner todos los componentes secos en un bol

En otro bol batimos el huevo, le añadimos la mantequilla, previamente derretida y a temperatura ambiente, y la mezcla de leche con yogur. Removemos bien para que se incorporen todos estos ingredientes líquidos.

Por otro lado poner los ingredientes líquidos
Por otro lado poner los ingredientes líquidos

Al bol con la harina y el resto de componentes secos vamos agregamos el contenido del bol con los líquidos. No hay que amasar demasiado, solamente hay que remover hasta que este incorporado pero no hay que dejar una masa lisa y aterciopelada como en los bizcochos o las magdalenas.

aspecto de la masa lista para poner en las cápsulas
aspecto de la masa lista para poner en las cápsulas

Una vez lista la masa, es el momento de rellenar las cápsulas que hayamos elegido. Yo suelo usar  de papel como  los muffins que venden en la famosa cadena de cafeterías americana, pero podéis utilizar las de magdalenas o incluso, hacerlas directamente en los moldes de horno engrasados y enharinados aunque este sistema es más engorroso, al menos para mi.

Poner una cucharada de la masa en la base, añadir 4 o 5 arándanos, colocar encima otra cucharada de masa y terminar con 2 o tres arándanos. Incorporando los arándanos de esta manera evita que se nos rompan y la mezcla se tiña de un color demasiado oscuro y poco estético.

Poner unos arándanos sobre una cucharada de mezcla y otra cucharada encima
Poner unos arándanos sobre una cucharada de mezcla y otra cucharada encima

Introducir en el horno durante unos 20 minutos, depende del tamaño de las cápsulas que hayáis utilizado pero es fácil comprobar si están hechos pinchando con una brocheta.

Una vez horneados, sacad y dejad enfriar sobre una rejilla.

Muffins recién salidos del horno
Muffins recién salidos del horno

Se conservan bien durante varios días en un recipiente cerrado y se pueden congelar. Si los congeláis, dejadlos a temperatura ambiente y ponedlos en el microondas 10 segundos para que cojan temperatura, estarán deliciosos.

En mi casa no tengo necesidad de guardarlos mucho tiempo y mucho menos de congelar porque desaparecen en un abrir y cerrar de ojos. Alguna vez me ha pasado que los he hecho por la tarde y a la hora del desayuno ya habían desaparecido más de la mitad, sospecho que las excursiones a la cocina mientras vemos la televisión no eran solo para beber agua.

Los arándanos se han abierto por acción del calor llenando de sabor el muffin
Los arándanos se han abierto por acción del calor llenando de sabor el muffin

Están deliciosos, no son demasiado dulces, los arándanos explotan con el calor del horno rellenando los muffins con su delicioso sabor, quedan esponjosos y suaves, tan buenos en el desayuno como en la merienda.

Lo ideal es tomarlos templados, dad unos segundos de calor antes de servir
Lo ideal es tomarlos templados, dad unos segundos de calor antes de servir

Disfrutad del fin de semana y endulzad los desayunos y meriendas con esta receta tan fácil y deliciosa.

Tiempo: 15´+horneado

Dificultad: Baja

Deja un comentario