Decoración

Renovar un espejo con estilo romántico provenzal

La restauración de este espejo de pie surgió mientras preparábamos una casa para la sesión de fotos de una novia antes de salir a contraer matrimonio. Necesitábamos un espejo para el proyecto que se había escogido en la antesala de la habitación y la madre de la novia nos comentó que había retirado uno porque no le gustaba nada. Cuando nos enseñó el espejo nos pareció que tenía muchas posibilidades y aunque para esa ocasión llevamos uno de los nuestros, nos encargo su restauración.

Espejo de pie con un acabado en barniz brillante, típico de los años 80
Espejo de pie con un acabado en barniz brillante, típico de los años 80

Con esta entrada intento convenceros de que siempre podemos dar nuevas oportunidades a muebles que tenemos repudiados en los trasteros. Es un trabajo sencillo y con un resultado increíble.

Lo primero fue retirar el herraje y el espejo para poder trabajar mejor y no estropearle. Pasar una lija fina para que la pintura agarre bien.

La primera capa es en pintura a la tiza en blanco antiguo. No carguéis  demasiada pintura, debe cubrir la madera pero no quedar una película demasiado espesa.

La primera mano de pintura no debe ser demasiado pesada
La primera mano de pintura no debe ser demasiado pesada

Dejamos secar esa primera capa y lijamos suavemente con una lija fina.

Lijar esta primera mano hasta dejar una superficie fina
Lijar esta primera mano hasta dejar una superficie fina

Limpiar el polvo minuciosamente para que ninguna mota nos estropee la siguiente mano de pintura.

Una vez pasada la lija y limpio ya podemos empezar a dar la segunda mano
Una vez pasada la lija y limpio ya podemos empezar a dar la segunda mano

Pintar encima con una pintura en el color elegido, en este caso es un azul provence a la tiza. Recordad que también hay que pintar la parte trasera del mueble para que tenga un buen acabado.

Extender la pintura con una capa fina, es mejor dar dos capas que una demasiado cargada
Extender la pintura con una capa fina, es mejor dar dos capas que una demasiado cargada

Una vez seca esta mano de pintura azul, desgastar con lana de acero en algunas zonas con más intensidad y en otras someramente.

El desgastado se acentúa en las zonas con más aristas o que más uso suelen tener
El desgastado se acentúa en las zonas con más aristas o que más uso suelen tener

Cuando ya conseguimos el efecto deseado, aplicar cera en pasta incolora para proteger el mueble y conseguir un acabado perfecto.

La cera pulida queda mate y protege tanto la pintura como el mueble
La cera pulida queda mate y protege tanto la pintura como el mueble

Nosotras hemos reutilizado el mismo herraje, era de buena calidad y estaba en buenas condiciones pero si en vuestro caso queréis cambiarlo, tened en cuenta que sea de la misma medida porque de lo contrario se verán los agujeros del anterior.

El herraje se conservó porque estaba en perfectas condiciones y le otorga el punto romántico
El herraje se conservó porque estaba en perfectas condiciones y le otorga el punto romántico

Como podéis ver el cambio es grande, tiene un aspecto muy romántico, nos recuerda a los muebles de estilo provenzal y lo podemos situar en una habitación, en un vestidor, en una entrada…en cualquier rincón dará un toque de luz y color muy actual.

Este es el resultado de nuestro trabajo de restauración de un precioso espejo de pie
Este es el resultado de nuestro trabajo de restauración de un precioso espejo de pie

Espero que guste y os animéis a sacar los colores a muebles que hayáis desechado por desfasados, quedarán estupendos con unas manos de pintura y un poco de imaginación.

Quiero recordaros que ya tenemos reservadas bastantes fechas para comuniones y bodas de los próximos meses, muchas gracias a los padres que confían en nosotras para la preparación de ese día tan especial para sus hijos y a los novios y novias que nos encargan tanto la preparación de sus casas como todos los detalles de ese gran día. Se puede contactar para información a través del privado de facebook.

 

Deja un comentario