Dulces, Recetas de Cocina

Crostata de higos y crema al Pedro Ximenez

Esta receta de crostata se la debo a un amigo que  sabe de mi pasión por la cocina italiana y me trajo un precioso libro de su viaje a la Toscana. En una visita anterior me había obsequiado con una cesta de higos, albaricoques y uvas secas así que me ha proporcionado casi todo lo necesario. Este fin de semana me visita y voy a sorprenderle con este postre que es un descubrimiento delicioso.

He cambiado la receta un poquito porque el único ingrediente que no tenía era vino de Marsala y que mejor que un estupendo Pedro Ximenez, con un aroma y sabor tan nuestro.

Con los higos secos he hecho una confitura buenísima. Es tan sencillo como quitar el rabito, cortar en trozos pequeños y poner en un cazo, al fuego,  con el zumo de un limón, un vaso de agua y la mitad de peso en azúcar que de higos. Dejar reducir y listo.

Ingredientes:

  • 250 gramos de harina
  • 160 gramos de mantequilla fría
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 huevo
  • 150 gramos de azúcar

Para la crema al Pedro Xímenez:

  • 1 copa de Pedro Xímenez
  • 3 cucharadas de maicena
  • dos vasos de leche
  • 6 cucharadas colmadas de azúcar
  • 2 huevos mas una yema
  • Cascara de limón
  • 1 huevo para pintar la crostata antes de meter al horno

Elaboracion:

Poner la mantequilla en un bol, agregar la mantequilla, el harina, la levadura y el azúcar. Ir removiendo con las manos, hasta conseguir una mezcla con aspecto de arena mojada.

Aspecto que debe tener en este punto del proceso
Aspecto que debe tener en este punto del proceso

Añadir el huevo batido, seguir amasando hasta que se incorpore, formar una bola, envolver en film transparente y guardar en la nevera durante una hora para que se endurezca.

La masa tiene que enfriarse al menos una hora
La masa tiene que enfriarse al menos una hora

Mientras preparamos la crema al Pedro Xímenez. Es muy parecida a la crema inglesa. Poner la leche a hervir con una cáscara de limón y una vez alcance la ebullición, retirar y dejar infusionar mientras se templa. En un bol ponemos los huevos, la yema, el azúcar la maicena y el vino, batimos hasta que no quede ningún grumo.

Batir bien para eliminar cualquier posible grumo
Batir bien para eliminar cualquier posible grumo

Agregamos la leche colada, removemos y volvemos a poner al fuego hasta que espese.

Poco a poco irá espesando y evaporando el alcohol
Poco a poco irá espesando y evaporando el alcohol

Retirar del fuego, poner en un bol, cubrir con film para que no se seque la parte superior y reservar.

Los dos ingredientes del relleno de la crostata están preparados
Los dos ingredientes del relleno de la crostata están preparados

Pasado el tiempo de reposo de la masa es hora de extenderla con un rodillo. Lo mejor es colocarla entre dos papeles de horno, de esta manera no añadimos harina a la masa ni manchamos. Una vez extendida, la pasamos a un molde desmoldable, recortamos los bordes y guardamos esos restos otra vez en la nevera porque los necesitaremos. Procurad dejar la masa fina y si se rompe poned trocitos de la masa sobrante.

Precalentar el horno  a 180 grados con calor arriba y abajo. Extender una capa de la confitura de higos sobre la pasta de la crostata. Encima disponer otra capa con la crema al Pedro Xímenez.

Sed generosos con el relleno de confitura y con la crema
Sed generosos con el relleno de confitura y con la crema

Con los restos de masa que tenemos reservamos, volvemos a estirar con el rodillo y cortamos unas tiras para hacer un enrejado sobre la crostata.

Batir un huevo y pintar todas las tiras y bordes de la tarta. Meter al horno en la parte baja y dejar una media hora o hasta que veáis el precioso color dorado que adquiere

Ya está lista una deliciosa crostata de higos españolizada con el Pedro Ximenez. Esta receta es típica de la cocina tradicional italiana y en algunas zonas se conoce como la “crostata della nonna” porque la hacían las abuelas.

Es un poco laboriosa pero en absoluto complicada y veréis como merece la pena pasar un rato en la cocina cuando disfrutéis de este exquisito dulce, la masa queda crujiente como una galleta, la dulzura de los higos y la suavidad de la crema hacen que sea una auténtica delicia.

Un dulce placer italiano
Un dulce placer italiano

Tiempo: 30 minutos + horneado

Dificultad: Media

Deja un comentario