Dulces, Recetas de Cocina

Naked cake, el rústico más dulce

Tenía muchas ganas de hacer una naked cake o tarta desnuda desde que se pusieron tan de moda, sobre todo en los coffee americanos.Se llaman así porque no llevan ninguna cobertura y se pueden ver las distintas capas de su relleno.  Aprovechando que era mi cumpleaños me dí el capricho de hacer la tarta que yo quería y aquí está la naked cake de crema de queso, trufa, dulce de leche y frutos rojos. Esta es de cuatro pisos, si la queréis mas pequeña solo tenéis que dividir las cantidades.

Ingredientes:

  • 4 bizcochos genoveses (para hacerlos necesitaréis 8 huevos, 250 de azúcar, 250 de harina y una pizca de sal para moldes de 2o cm de diámetro)
  • 500 ml de nata liquida
  • 1 tarrina de queso fresco
  • 1 bote de dulce de leche (el mio es casero pero la verdad que es laborioso y hay muy buenos en el mercado)
  • 200 gramos de azúcar glas
  • 4 cucharadas de cacao
  • frutos rojos
  • 8 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 rama de canela
  • 1 piel de limón

Elaboración:

Comenzamos por hacer los bizcochos genoveses que aunque parezca complicado son super simples. Poner a precalentar el horno a 180 grados con calor arriba y abajo. Preparar los moldes redondos con papel sulfurizado porque al no llevar cobertura tienen que quedar bonitos.

Ponemos una cazuela al fuego con agua y encima un bol resistente al calor sin que llegue a tocar el agua. Ponemos el azúcar y los huevos y batimos (mejor con varillas eléctricas) hasta que triplican su volumen.

Iréis comprobando como la mezcla va aumentando de volumen
Iréis comprobando como la mezcla va aumentando de volumen

Hay que batirlo unos 5 o 7 minutos, tiene que quedarnos una masa suave que al levantar la espátula podamos “escribir” con ella.

Este es el aspecto que tiene que tener la masa de huevos y azúcar montados al baño María
Este es el aspecto que tiene que tener la masa de huevos y azúcar montados al baño María

Es el  momento del retirar del baño María y agregar la harina tamizada poco a poco con movimientos envolventes para que no se baje. Tened cuidado de que no quede ninguna burbuja de harina que nos arruinaría el bizcocho.

Este es el aspecto que tiene que tener la masa de huevos y azúcar montados al baño María
Con movimientos envolventes integrad la harina, con cuidado de no dejar burbujas

Distribuimos la masa en los cuatro moldes (yo los hice en dos tandas porque no me cabían los cuatro en una hornada) y horneamos unos 20 minutos. Se hacen enseguida porque son muy finos.

Listos para meter al horno los bizcochos genoveses con los que haremos la naked cake
Listos para meter al horno los bizcochos genoveses con los que haremos la naked cake

Quedan unos bizcochos muy bonitos, suaves y esponjosos. Son los que se usan como base para multitud de tartas aunque yo recomiendo mojarles con algún almíbar porque al no llevar materia grasa son un poco secos.

Como podéis ver son preciosos
Como podéis ver son preciosos

Dejar 10 minutos en el molde para que se templen y después quitar el molde y dejar que reposen mientras hacemos las cremas de relleno y el almíbar.

Poner un cazo a calentar con un vaso de agua, añadir el azúcar, la rama de canela y la piel de limón. Dejar cocer unos 10 minutos para que se haga el almíbar.

La crema de queso es sencillisima y da muy buen resultado para este tipo de tartas que llevan peso por los “pisos” que vamos montando encima.

Montar la nata, añadir el azúcar glas y cuando esté incorporada añadir el queso, seguir batiendo un poquito más y listo. Reservar

La crema de trufa yo la hago de la misma manera pero sin queso. Monto la nata y añado el azúcar y el cacao.

Vamos a empezar con lo divertido que es preparar la naked cake. Como base he escogido una pizarra para aumentar el toque rústico de este dulce.

Ponemos el primer bizcocho en la base escogida. Pinchamos con un palillo para que el almíbar penetre bien ,lo bañamos con él y vamos disponiendo la crema de queso. He utilizado la manga pastelera pero no es necesario. Distribuir unas frambuesas encima.

Primera capa de la naked cake lista
Primera capa de la naked cake lista

Colocamos otro de los bizcochos encima, repetimos la operación de baño en almíbar, extendemos una capa de dulce de leche y encima la crema de trufa. Ponemos el tercer bizcocho y volvemos a hacer lo mismo que en el primer piso, crema de queso y frambuesas.

Para terminar con el cuarto bizcocho sobre el que distribuimos los frutos rojos a nuestro gusto, espolvoreamos con azúcar glas y ya está esta deliciosa tarta. Se puede adornar con flores comestibles, con frutas confitadas… imaginación al poder pero cuanto menos decoración mas se notará el espíritu del origen de este postre.

Jugosa, suave y estupenda tarta desnuda
Jugosa, suave y estupenda tarta desnuda

Aunque parezca complicada, no lo es en absoluto y la cara de felicidad de quien la prueba es el mejor de los regalos. Os diré que casi no la pruebo porque tuvo tanto éxito que se acabo inmediatamente. Entiendo porque se han hecho tan populares!!!

Como decía mi abuela “endúlzate  la vida que bastante amarga es a veces”, creo que tenía toda la razón.

Cada bocado es adictivo así que poneros un buen pedazo
Cada bocado es adictivo así que poneros un buen pedazo

Tiempo: 30 minutos + horneado

Dificultad: Media

 

 

 

Deja un comentario