Recetas de Cocina

Anchoas con salsa pesto, la unión de dos sabores únicos

El pesto es una salsa italiana que normalmente acompaña a la pasta pero se puede añadir a otros muchos platos como por ejemplo a un arroz blanco, a unos tomates a la plancha con mozarella fresca, a una pizza, a pescado a la plancha, a unas patatas asadas… es una salsa muy energética, con un sabor inconfundible, potente y delicioso.

Os aconsejo hacerla en casa, no tiene ningún parecido con la comprada, se hace rápido y aunque entre los ingredientes están los piñones y el parmesano, que tienen un precio elevado, no resulta caro porque se necesita poca cantidad de salsa para aliñar cualquier plato y si nos sobra podemos ponerla en el congelador, se conserva perfectamente.

En esta ocasión acompaña a unas estupendas anchoas de Santoña, para mí las mejores son las de Don Bocarte. Merece la pena comprar anchoas de buena calidad porque la diferencia es grande.

Ingredientes:

  • Anchoas de buena calidad
  • 1 manojo hermoso de albahaca
  • Un puñado de piñones ( 75 gramos mas o menos)
  • Parmesano rallado ( media taza)
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Lo primero es tostar un poquito los piñones en una sartén para potenciar su sabor.

Tostando los piñones conseguimos potenciar el sabor
Tostando los piñones conseguimos potenciar el sabor.

Yo utilizo el vaso americano para hacer esta salsa pero también se puede hacer con una batidora de brazo que tenga potencia para picar los piñones.

Ponemos los piñones en el vaso y los picamos. Añadimos la albahaca y seguimos picando todo junto. Agregar el queso parmesano recién rallado.

El parmesano recién rallado tiene una textura y sabor diferente del que se compra ya rallado.
El parmesano recién rallado tiene una textura y sabor diferente del que se compra ya rallado.

Incorporar el aceite poco a poco, la cantidad la tenemos que calcular a ojo porque depende de la cantidad y calidad del queso pero mas o menos 125 ml.

Un buen aceite de oliva es fundamental para esta salsa.
Un buen aceite de oliva es fundamental para esta salsa.

Dejar batiendo durante unos minutos todos los ingredientes hasta que veamos que están todos bien picados y tiene la consistencia deseada. No es necesario añadir sal porque el queso es muy potente.

Tiene que quedar con consistencia cremosa, no debemos excedernos con el aceite
Tiene que quedar con consistencia cremosa, no debemos excedernos con el aceite

Ya solo nos queda acompañarla con lo que hayamos elegido. En este caso es para acompañar unas anchoas. No olvidéis que si son de calidad encontraréis en el interior de la lata una etiqueta con una numeración que corresponde con la señora que se ha encargado de todo el proceso que lleva su elaboración.

Las anchoas de buena calidad no tienen ni una sola "barba" y están en su justo punto de sal
Las anchoas de buena calidad no tienen ni una sola “barba” y están en su justo punto de sal

Escurrir del aceite (no lo tiréis, está estupendo para aliñar una ensalada), colocarlas en un cuenco con una cucharada de salsa pesto en un lado. Acompañar de pan recién tostado.

El pesto sobre el pan tostado y con una anchoa encima es un bocado delicioso
El pesto sobre el pan tostado y con una anchoa encima es un bocado delicioso

Un bocado que sorprenderá hasta a los paladares más exigentes. La conservación del bocarte como anchoa es originario de Italia que buscando nuevos caladeros descubrió las excelencias de este pescado en el Cantábrico y comenzó a asentar conserveras en el norte de España a principios del siglo XIX. Hoy en día se consideran un plato gourmet y con esta combinación devolvemos las anchoas a su origen italiano pero mejoradas al pasar por las manos expertas de las “sobadoras” santoñesas.

Tiempo: 15´

Dificultad: Baja

 

Deja un comentario