Recetas de Cocina

Salmorejo, una sopa de verano

El salmorejo es uno de los platos que más apetece en estos días de intenso calor. Tenerlo preparado en la nevera, bien fresquito es una delicia para tomar como primer plato. En mi casa lo prefieren al gazpacho porque es más suave aunque en verano no falta uno u otro. Admite aderezos distintos para acompañar, huevo duro y tiras de jamón, langostinos fritos, bacalao desalado y marinado en limón… con cualquiera esta muy bueno.

La receta es sencilla, fácil y rápida, el único secreto es que el tomate esté maduro y conseguir un pan de buena calidad.

Ingredientes:

  • 1 kilo de tomates maduros
  •  200 gramos de pan de pueblo del día anterior
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2-3 cucharadas del vinagre que más os guste ( que no sea balsámico, mejor de Jerez o manzanilla)
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta (optativo)
  • Lo que queráis poner como tropezón: huevo duro, taquitos de jamón, unos langostinos, unas lascas de ventresca, unos trocitos de bacalao desalado…

Elaboración:

Lo primero es poner el pan en un bol con agua para que se reblandezca

El pan con bastante miga es mejor para hacer un buen salmorejo
El pan con bastante miga es mejor para hacer un buen salmorejo

Cortamos los tomates en trozos y los pasamos por el pasapurés para quitar todas las pieles y pepitas. Como el tomate tiene que estar maduro se hace enseguida. En algunas recetas pasan por el chino después de hecho el salmorejo pero para mí pasarlo antes es el truco para que salga suave y no pierda nada de sabor.

Poner en el vaso de la batidora los tomates pasados, el pan bien escurrido del agua, la sal, el azúcar, el aceite, el vinagre y los ajos. Para que los ajos no “repitan” hay que quitarles la parte central, es como un pequeño tallo.

Este truco lo podéis aplicar a todas las preparaciones que lleven ajo en crudo, como el gazpacho, por ejemplo.
Este truco lo podéis aplicar a todas las preparaciones que lleven ajo en crudo, como el gazpacho, por ejemplo.

Batir durante unos 8- 10 minutos para conseguir que todos los ingredientes queden finos y emulsionen.

Es tan sencillo como poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora
Es tan sencillo como poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora

Nos tiene que quedar una especie de crema fina. Pasar a una jarra y meter en la nevera para servir frío.

El salmorejo se tiene que servir frío, se puede hacer de un día para otro, está aún mejor.
El salmorejo se tiene que servir frío, se puede hacer de un día para otro, está aún mejor.

Cuando vayáis a servirlo, poner encima el tropezón que hayáis elegido y listo.

Es mas suave que el gazpacho, pero si éste os gusta, el salmorejo os encantará. Sencillo, rápido, se conserva bien haciéndolo con antelación, ideal para los días de verano, es que no se le puede pedir más!!!

Espero que lo probéis, no os defraudará.

En los próximos días pondré menos post, tengo un montón de trabajo y además obras en casa pero prometo que será por poco tiempo.

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: Baja

 

Deja un comentario