Dulces, Recetas de Cocina

Magdalenas de frutos secos, suaves y con crujiente

Las magdalenas son un dulce que podemos tomar en el desayuno o la merienda, a toda la familia le gustan, podemos hacerlas una vez a la semana y se mantienen perfectas si las guardamos en una caja hermética o en una bolsa bien cerrada durante bastantes días.

Estas magdalenas tienen nueces y avellanas, lo que hace que sean muy energéticas, estupendas para los niños, para deportistas o para tomar en el desayuno, que es la comida en la que tenemos que ingerir entre un 20 y un 30% de todo lo que comeremos a lo largo del día.

Ingredientes:

  • 225 gramos de harina
  • 45 gramos de harina de maiz
  • 180 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 20 ml de leche
  • 50 gramos de nueces molidas
  • 180 gramos de azúcar
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  •  1  pizca de sal
  •  1 cucharada de canela en polvo
  • 3 huevos
  • avellanas en crocante
Ingredientes necesarios para hacer las magdalenas de frutos secos
Ingredientes necesarios para hacer las magdalenas de frutos secos

Elaboración:

Precalentar el horno a 200 grados.

Poner en bol los huevos enteros con el azúcar y batir hasta que estén espumosos y blanquecinos.

Los huevos con el azúcar tienen que estar muy batidos para que cojan aire
Los huevos con el azúcar tienen que estar muy batidos para que cojan aire

Agregar el aceite, la leche y volver a batir hasta que estén incorporados.

Añadir la harina, la harina de maíz, la canela, la sal y la levadura tamizando sobre la mezcla anterior. Remover con una espátula e incorporar las nueces molidas.

Masa de las magdalenas con todos los ingredientes
Masa de las magdalenas con todos los ingredientes

Poner esta mezcla en los moldes para magdalenas, sin llenarlos enteros porque suben bastante al hornear, poner un montoncito de avellanas en crocanti y azúcar en el centro de cada una.

Poner un poquito de azúcar y de avellanas en el centro de cada una.
Poner un poquito de azúcar y de avellanas en el centro de cada una.

Hornear durante 15 minutos, sacar del horno y dejar que se enfríen.

Recién sacadas del horno con aspecto muy apetitoso
Recién sacadas del horno con aspecto muy apetitoso

Merece la pena hacer magdalenas en casa, no llevan demasiado tiempo, no tienen aceite de palma ni ningún conservante o estabilizante industrial, podemos hacerlas con ingredientes ecológicos, se conservan muy bien durante días y comeremos sano, sabiendo lo que contiene cada bocado que metemos en la boca. Estas además tienen el sabor inconfundible de las nueces y el crujiente de las avellanas, no se puede pedir más.

Esponjosas, suaves y con un toque crujiente, unas magdalenas irresistibles.
Esponjosas, suaves y con un toque crujiente, unas magdalenas irresistibles.

Tiempo: 15´+ horneado

Dificultad: Fácil

 

Deja un comentario