Recetas de Cocina

Canelones de calabacín rellenos de marisco con salsa de yogourt

Esta receta de calabacín la podemos incluir dentro de las de cocina sana y baja en calorías. Tanto el calabacín como el marisco son muy indicados para quienes están siguiendo una dieta hipocalórica. En esta época del año son muchos los que quieren perder peso rápidamente para lucir cuerpazo en la playa o la piscina. Yo creo que hay que llevar una dieta equilibrada durante todo el año, comiendo de todo, en cantidades pequeñas y haciendo ejercicio pero algunos platos nos ayudan a cuidarnos y además son muy sabrosos, este es uno de ellos.

Ingredientes:

  • Dos calabacines
  • 250 gramos de langostinos o gambas frescos
  • 6 zamburiñas o 3 vieiras
  • 1/2 kilo de mejillones
  • 1/2 cebolla
  • 1 huevo
  • Aceite

Para la salsa de yogur:

  • 1 yogur (puede ser desnatado)
  • Zumo de medio limón
  • Aceite
  • Albahaca, menta, perejíl, cebollino…podéis usar la aromática que más os guste o varias.
  • Sal y pimienta

Elaboración:

Cortar el calabacín con la mandolina en tiras largas y finas.

El calabacín cortado en lonchas finas
El calabacín cortado en lonchas finas

Poner una cazuela con agua al fuego y cuando hierva, ir echando el calabacín en tandas para escaldarle. Con tres minutos hirviendo será suficiente.

Sacarlo y ponerlo a escurrir el agua sobre un paño.

Sobre el paño para que escurra el agua y podamos hacer los canelones
Sobre el paño para que escurra el agua y podamos hacer los canelones

Abrir los mejillones al vapor, quitar las conchas y reservar. Tanto las zamburiñas como las vieiras se suelen comprar limpias pero si no es así, abrirlas y echar un chorrito de limón para que expulsen la arena.

Picar finamente la cebolla y ponerla a pochar en una sartén con una cucharada de aceite. Cuando esté transparente, añadir los langostinos cortados en trozos pequeños, dejar que se hagan durante 5 minutos e incorporar las zamburiñas cortadas. Dejar un par de minutos y poner también los mejillones para que todos los sabores del marisco se junten. Batimos el huevo y le incorporamos para hacer una farsa que nos facilitará la tarea del relleno de los canelones de calabacín.

Todo el marisco servirá para rellenar los canelones de calabacín
Todo el marisco servirá para rellenar los canelones de calabacín.

Sobre una lamina de papel aluminio, colocamos las lonchas de calabacín, montando un poquito unas encima de otras para que no queden espacios libres por los que se nos salga el relleno.

Colocar las tiras de calabacín montando unas sobre otras
Colocar las tiras de calabacín montando unas sobre otras

Poner la farsa de marisco e ir enrollando ayudándonos del papel aluminio para apretar bien el rollo. Cuando esté enrollado lo dejamos enfriar.

Mientras enfría vamos a ir haciendo la salsa de yogur. Es muy sencilla, se ponen todos los ingredientes en el vaso de la batidora excepto el aceite. Se bate un par de minutos y se añade un chorro de aceite, se sigue batiendo otro par de minutos y lista nuestra salsa.

Desempaquetamos el rollo de calabacín y lo cortamos en trozos de unos 6 cm de largo cada uno.

El rollo de calabacín ya está listo para cortar en porciones del tamaño de un canelón
El rollo de calabacín ya está listo para cortar en porciones del tamaño de un canelón

Yo lo coloco sobre unas rodajas de tomate cortadas finas y sobre ellas los canelones de calabacín con la salsa de yogur. También podéis ponerlos en una fuente, cubrirlo con besamel y gratinarlos al horno aunque de esa manera son mucho más calóricos. Otra salsa que les va estupendamente es el pesto.

Un plato sano, bajo en calorías y muy sabroso
Un plato sano, bajo en calorías y muy sabroso

Se puede dejar hecho de un día para otro en la nevera, solo tendremos que cortar las porciones y salsear en el último momento. Destaca el contraste de textura entre la verdura y el marisco aliñado con una salsa muy fresca y suave. Una forma de comer el calabacín sin que nos resulte aburrida.

Dificultad: Fácil

Tiempo: 20´+ enfriado

 

 

Deja un comentario