Dulces, Recetas de Cocina

Coulant de chocolate blanco o con leche, el placer hecho postre

El coulant ya sea de chocolate puro, con leche o blanco es un placer para el paladar que tiene pocos rivales. El chocolate es mi debilidad y creo que hay un gran número de personas que están en este club porque no conozco a nadie que no le guste el chocolate. Esta receta es una de mis favoritas, ese suave bizcochito sabor chocolate del que brota más chocolate fundido es una delicia que disfruto con pasión.

Cuando lo pedía en los restaurantes me parecía una recta difícil de hacer pero la verdad es que no tiene ninguna complicación y además se puede dejar preparado el día anterior y meter al horno en el último momento.

Yo hago de los dos chocolates que más gustan en mi casa, el blanco que es el favorito de Marta y el chocolate con leche que nos gusta más al resto aunque creo que  ninguno pondría inconveniente a cualquiera de ellos.

Los ingredientes y la forma de hacerlos es la misma, solamente cambia el chocolate.

Ingredientes para cuatro coulant de chocolate blanco y cuatro de chocolate con leche:

  • 1oo gramos de chocolate blanco + 4 onzas
  • 2 huevos tamaño L
  • 50 gramos de mantequilla ( mejor a temperatura ambiente)
  • 35 gramos de harina
  • 35 gramos de azúcar
  • 100 gramos de chocolate con leche + 4 onzas
  • 2 huevos tamaña L
  • 50 gramos de mantequilla (ya sabéis, mejor a temperatura ambiente)
  • 35 gramos de harina
  • 35 gramos de azúcar
Ingredientes para los coulants de chocolate blanco y chocolate con leche
Ingredientes para los coulants de chocolate blanco y chocolate con leche

Elaboración:

Si vais a hornear los coulant en el momento, poned el horno a precalentar a 200 grados, en caso de que penséis dejarlos preparados para servir en otro momento, evidentemente no es necesario.

Preparar unos moldes, yo utilizo las flaneras de papel aluminio desechable, untadlas con mantequilla y enharinad pero eliminando muy bien el exceso de harina.

En un bol batimos los dos huevos con el azúcar hasta que estén bien espumosos. Tamizar el harina sobre esa mezcla.

Ponemos un cazo con agua a calentar para fundir el chocolate con la mantequilla al baño María.

Fundir el chocolate con la mantequilla al baño María
Fundir el chocolate con la mantequilla al baño María

Una vez fundido el chocolate, verter sobre la mezcla de huevos despacio porque si está muy caliente se cuajarán. Remover bien para que todos los ingredientes estén perfectamente incorporados.

Aspecto de la mezcla lista para verter en los moldes
Aspecto de la mezcla lista para verter en los moldes

Verter en los moldes y poner una onza de chocolate dentro de cada uno.

Meter en el horno, si los vamos a servir enseguida o en el congelador si habéis decidido prepararlos para el día siguiente.

Para el coulant de chocolate blanco se hace lo mismo pero fundiendo el chocolate blanco con la mantequilla y tres cucharadas de agua.

Añadir el chocolate a la mezcla de los huevos con cuidado si está demasiado caliente
Añadir el chocolate a la mezcla de los huevos con cuidado si está demasiado caliente

Si horneamos en el mismo momento estarán listos en 8-10 minutos, veréis como suben y se doran por encima. En caso de que hayan estado en el congelador precalentar el horno a 235 grados y dejarlos 15 más o menos, depende del horno

Recién salidos del horno
Recién salidos del horno

El único inconveniente de este postre es que tiene que consumirse nada más sacarlos del horno, por lo tanto hay que quitar el molde y poner en el plato de servir para llevar a la mesa inmediatamente.

Los dos coulant pueden servirse juntos y disfrutar de los dos sabores de chocolate
Los dos coulant pueden servirse juntos y disfrutar de los dos sabores de chocolate

No dejéis de hacer esta receta por miedo, es muy sencilla y está deliciosa.

Tiempo: 15´+ horneado

Dificultad: Media

 

Deja un comentario