Dulces, Recetas de Cocina

Bizcochos de soletilla o melindros, un bocado de nube

Los bizcochos de soletilla o melindros me traen recuerdos de mi infancia porque eran los favoritos de mi abuela Dolores y siempre se los traíamos de una confitería que había en Santander, le encantaban.

No os imagináis lo fáciles que son de hacer, solamente con cuatro ingredientes obtendremos unos deliciosos bizcochos de soletilla caseros.

Ingredientes:

Para unos 25 bizcochos

  • 3 huevos
  • 100 gramos de azúcar
  • 80 de harina
  • Azúcar glas (unas 4 cucharadas)
Con estos cuatro ingredientes obtendremos unos bizcochos esponjosos y suaves
Con estos cuatro ingredientes obtendremos unos bizcochos esponjosos y suaves

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180 grados.

Empezamos por separar las claras de las yemas. Batimos las yemas con la mitad del azúcar hasta que estén espumosas. Por otro lado, montamos las claras a punto de nieve y cuando estén firmes añadimos el resto del azúcar.

Juntamos las dos mezclas. Hay que hacerlo con cuidado para que las claras no pierdan aire. Yo voy añadiendo en tres o cuatro veces con movimientos de abajo arriba.

Incorporar las claras a punto de nieve en varias veces
Incorporar las claras a punto de nieve en varias veces

Una vez esté todo bien unido, tamizamos encima la harina y lo incorporamos con los mismos movimientos suaves, queda como una nube de algodón.

Aspecto de la masa lista para meter en la manga y hacer los bizcochos
Aspecto de la masa lista para meter en la manga y hacer los bizcochos

Ponemos papel de hornear en la placa del horno. Introducimos la masa en una manga pastelera y vamos formando una especie de “churros” de unos 6-7 cm de largo. Echar por encima azúcar glas, esperar unos 5 minutos y volver a espolvorear con el azúcar porque el bizcocho absorbe parte de ella.

Ponedlos separados porque crecen bastante y no deben pegarse unos a otros
Ponedlos separados porque crecen bastante y no deben pegarse unos a otros

Introducir en el horno durante 10 minutos.

Suaves, esponjosos, delicados y hechos en poco tiempo
Suaves, esponjosos, delicados y hechos en poco tiempo

Listos unos riquísimos bizcochos para tomar solos o mojar en chocolate, en café o en un té con leche.

Ya os dije que esta receta es supersencilla y se hace enseguida, además disfrutamos de un dulce que no lleva grasa, ni aditivos o conservantes industriales por lo tanto es muy sana.

Tiempo: 10´+ horneado

Dificultad: Baja

 

Deja un comentario