Dulces, Recetas de Cocina

Mousse de queso fresco con garrapiñadas y frutos rojos

La mousse de queso fresco es un postre ideal si estamos llevando una dieta baja en calorias. Nos permite tomar postre sin que nos “pese” después y esta realmente bueno.

Ingredientes:

  • 250 gramos de queso fresco, yo uso el de la quesería El Bardal porque es muy suave y tiene el equilibrio justo de sal
  • 200 gramos de azúcar
  • 4 hojas de gelatina
  • 200 ml de nata liquida para montar
  • 100 gramos de nueces peladas
  • frutos rojos para decorar (y comerlos)

Elaboración:

Poner las hojas de gelatina a remojar en agua fría.

Batir el queso con 75 gramos de azúcar. Poner la mitad de esta mezcla a calentar en un cazo y cuando empiece a estar tibio, escurrir las hojas de gelatina del agua y añadirlas. Remover para que se disuelvan e incorporarlas al resto de queso con azúcar. Mezclar bien.

En un bol montar la nata, ya sabéis que el único truco que hay para que suba enseguida es que tanto la nata como los utensilios para batirla estén muy frios.

Mezclar el queso con la nata sin remover demasiado
Mezclar el queso con la nata sin remover demasiado

Incorporar la crema de queso a la nata y remover con cuidado, sin batir demasiado.

Distribuir la mezcla en moldes individuales y meter en la nevera por lo menos 2 horas.

Para hacer las nueces garrapiñadas que vamos a utilizar para adornar la mousse tenemos que poner un recipiente con tres cucharadas de agua a calentar y añadir el resto del azúcar.

Hacer un caramelo para garrapiñar las nueces
Hacer un caramelo para garrapiñar las nueces

Poner a fuego suave hasta que haga un caramelo y en ese momento se añaden las nueces.  Se puede hacer con almendras, avellanas, pistachos… sirve para hacer crujiente de cualquier fruto seco o simplemente para hacer unos cristales de caramelo para decorar, si no le añadís nada. Se remueven para que el caramelo las envuelva por todos lados. Sobre un papel de hornear echamos las nueces y dejamos que se enfríen.

Extender sobre papel sulfurizado para que enfrien, adornarán nuestra mousse
Extender sobre papel sulfurizado para que enfrien, adornarán nuestra mousse

Pasado el tiempo de enfriado de la mousse, desmoldar pasando el filo de un cuchillo por el borde o introduciendo el recipiente unos minutos en agua muy caliente.

Adornar con frutos rojos, unas hojitas de menta y las nueces garrapiñadas que le aportarán el punto crujiente.

Es una mousse suave, fresca y ligera
Es una mousse suave, fresca y ligera

 

Os aconsejo este postre tras una comida copiosa o si estais llevando una dieta porque es muy ligero y refrescante, combina muy bien con los frutos rojos y las garrapiñadas le añaden una textura muy agradable

 

Deja un comentario