Decoración

Ilumina tu baño con una luz adecuada y te verás mejor

La iluminación de la casa en general y la del baño en particular ha sido hasta hace poco la gran olvidada dentro de la decoración de interiores. Hoy en día es imprescindible hacer un buen plan de alumbrado a la hora de vestir cualquier habitación. Voy a empezar por daros algunas ideas y consejos sobre las luces mas adecuadas para el cuarto de baño.

Por lo general hay un punto de luz en el techo y apliques en la zona del lavabo. En la iluminación general, la del techo podemos jugar con distintos modelos, desde lamparas de araña si el cuarto de baño es grande y con techos altos hasta los plafones. Lo mas habitual es que no tenga grandes dimensiones y nos tengamos que decantar por una lámpara de tamaño mediano o pequeño. También se puede recurrir a los focos encastrados, aunque resultan bastante frios.

Es una opción muy decorativa pero que tiene el inconveniente de que está reservado para espacios amplios
Es una opción muy decorativa pero que tiene el inconveniente de que está reservado para espacios amplios

Esto no quiere decir que tengamos que prescindir de cantidad de luz. Hay en el mercado un montón de posibilidades en led con gran potencia lumínica que con una sola bombilla nos aportan mucha luz.

Intentad buscar un modelo que no sea complicado de limpiar porque en el baño se acumula mucho vapor por las constantes duchas y su limpieza tiene que ser bastante habitual.

Este es un modelo sencillo, y que puede encajar en distintos estilo decorativos y fácil de mantener
Este es un modelo sencillo, puede encajar en distintos estilo decorativos y fácil de mantener

Otro problema que nos solemos encontrar es que el punto de luz no está centrado o al menos no está en el sitio que nos gustaría para colocar la lampara. Es muy sencillo desplazarla con hilo de acero, con unas hembrillas o con la gran variedad de cables que hay hoy en día en el mercado.

Lo que si es importante es el tipo de luz. Hay tres tonalidades de luz: blanca, neutra y cálida o amarilla. Para la luz general yo me decanto por la cálida incluso en el baño. La luz blanca es muy fría y en un espacio que suele ser blanco y con elementos de porcelana, mármol, acero inoxidable, tenemos que contrarrestar en lo posible ese aspecto tan aséptico y gélido.

En cuanto a los apliques del lavabo es otro mundo. Aquí tenemos que tener en cuenta que es donde solemos vernos la cara con más detalle y una luz amarilla nos engañaría. Tampoco es bueno una luz blanca. La primera destaca los colores rojos (por eso es la que se utiliza para iluminar en las carnicerias) y a la hora de maquillarnos nos confunde la intensidad y necesidad de mas o menos color. Lo mismo ocurre con la luz blanca (que se utiliza en pescaderías para que el pescado tenga un aspecto más blanco). Si nos miramos a un espejo iluminado con una luz blanca lo más probable es que nos veamos muy pálidos y utilicemos demasiado maquillaje que a la luz del día será un desastre.

Hay que tener en cuenta si es un baño de cortesía o el principal de la casa
Hay que tener en cuenta si es un baño de cortesía o el principal de la casa

La mejor es la luz neutra que es la más parecida a luz natural. Unos focos como los típicos de los camerinos son ideales para está zona pero la verdad,  son poco estéticos.En su defecto podemos decantarnos por unos apliques que tengan distintas posiciones, pudiendo enfocar hacia el rostro cuando lo necesitemos.

Este tipo de apliques nos permite dirigir el haz de luz hacia donde nos convenga en cada momento
Este tipo de apliques nos permite dirigir el haz de luz hacia donde nos convenga en cada momento

Espero haberos ayudado a buscar la iluminación más adecuada para esta zona de la casa. En próximos post os iré indicando ideas para el resto de estancias de nuestro hogar.

Fuentes: decoremosconkiki.com, kosiluz.es, pisos.com, gonzalezdelviejo.com, elmueble.com

Deja un comentario