Decoración

Una cama vestida en blanco con toques neutros

Vestir la cama de una u otra manera cambiará el estilo de toda la habitación. Os iré mostrando algunas ideas para que os inspiréis y podáis adaptarlas a vuestros gustos, creando espacios con sello propio.

Suelo usar ropa de cama blanca, me dan una sensación de limpieza, de pulcritud y de serenidad que me invitan al sosiego tan necesario para el descanso. Creo que me recuerdan a las sabanas en las que dormía cuando era pequeña, en mi casa o en la de mi abuela, con ese olor a jabón y plancha. Quizás por ese recuerdo solo uso sábanas de algodón 100% o de hilo.

Para esta primera entrada sobre como vestir una cama, hemos escogido una ropa muy neutra, ideal para un cuarto masculino o una habitación de invitados.

Lo primero es escoger un cubrecanapé, indispensable para camas con canapé de patas y para los de arcón. Si es una cama antigua, de las que tienen largueros, se puede prescindir de él. En esta ocasión hemos elegido uno de pique  blanco, con palas en las esquinas.

El cubrecanapé es de piqué de canutillo son pliegues en los extremos y liso a lo largo de los laterales
El cubrecanapé es de piqué de nido de abeja  con pliegues en los extremos y liso a lo largo de los laterales

Como ya he dicho, las sabanas son unas básicas de algodón 100%, blancas.

La funda nordica tiene unas listas en relieve, el relleno es hipoalergénico, no he usado plumón porque hay personas alérgicas.

La funda nórdica, también de algodón, tiene listas en relieve
La funda nórdica, también de algodón, tiene listas en relieve

Me gustan más dos almohadas que una en las camas grandes, aquí también hemos puesto dos.

Delante hay dos cuadrantes, en la misma calidad que las sabanas, de un tamaño de 55×55, me agrada que sean grandes, con relleno muy mullido, dan sensación de confortabilidad.

Unos cuadrantes bien mullidos dan una sensación muy confortable a la cama
Unos cuadrantes bien mullidos dan una sensación muy confortable a la cama

Delante y para dar un poco de contraste, hemos colocado dos cojines en color natural con listas en  azul. Están confeccionadas con unas antiguas toallas francesas de algodón muy grueso que le dan un aspecto rústico.

Los dos cojines suben un poco el tono de toda la ropa de capa y además tienen un aspecto rústico que aporta una textura distinta
Los dos cojines suben un poco el tono de toda la ropa de capa y además tienen un aspecto rústico que aporta una textura distinta

A los pies hemos colocado un plád en los tonos de los cojines. Esta pequeña manta añade una capa más y es ideal para taparse para una breve siesta.

El plaid sobre la cama tiene los mismos tonos que los cojines y es de lana mohair
El plaid sobre la cama tiene los mismos tonos que los cojines y es de lana mohair

No olvidéis poner un buen cobertor al colchón. Es una funda que protege de posibles manchas en su tapicería y los hay con un relleno de muletón que favorecen mucho el descanso

El resultado es una cama vestida para invitar al reposo. Si queremos que la habitación no quede demasiado plana, podéis usar cualquier color más fuerte en las alfombras, los cuadros, el tapizado del sillón…, cualquier elemento que esté presente en el resto del mobiliario de la habitación. En este caso queríamos primar el ambiente neutro, incluso el resto del mobiliario y los cuadros siguen esa tendencia.

La cama vestida con tonos neutros
La cama vestida con tonos neutros

En próximas entradas os daré más ideas para vestir la cama y dar un nuevo aire a vuestros dormitorios.

Deja un comentario