Dulces, Recetas de Cocina

Red velvet, un bocado de la mejor repostería americana

La tarta red velvet es la típica que nos llama la atención en los cafés americanos por su color, su cremoso relleno y por la esponjosidad de su bizcocho pero cuando la probamos es todavía mejor. La textura es suave, delicada y con una jugosidad inesperada en una tarta de origen americano.

Si tenéis que hacer una tarta de cumpleaños o vais a llevar el postre en una comida con amigos os aconsejo que hagáis esta receta, tenéis el éxito garantizado.

No os dejéis asustar por la cantidad de ingredientes, el único que es poco corriente tener en casa es el colorante en gel en color rojo,  pero se encuentra fácilmente en los supermercados de grandes superficies (que se puede sustituir por remolacha cocida aunque yo no lo aconsejo) .

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 325 gramos de azúcar
  • 300 gramos de harina
  •  2 cucharadas de cacao sin azucar
  •  2 cucharadas de vinagre de manzana
  •  1 cucharada de bicarbonato
  • 250 ml de leche
  • Zumo de medio limón
  •  1 cucharadita de colorante en gel rojo intenso
  •  2 cucharadas de vainilla

Para el relleno he hecho una crema de queso o frosting  de queso , es muy sencilla. Se hace con 500 gramos de azúcar glas tamizada mezclada con 250 gramos de mantequilla a punto pomada, se baten estos ingredientes hasta que tengan una consistencia de crema y se le añaden 300 gramos de queso de untar. Batir todo junto un par de minutos y ya está lista la crema de relleno.

Elaboración:

En un recipiente ponemos la leche, incorporamos un chorrrito de zumo de limón, removemos y dejamos que la leche suelte el suero.

Ponemos el horno a precalentar a 180 grados y engrasamos y enharinamos dos moldes de unos 20 o 22 cm de diámetro.

En un bol ponemos el azúcar, el aceite y los huevos. Batimos hasta que estén integrados los ingredientes. Tamizamos el cacao y seguimos removiendo.

Tamizar el cacao para que no se hagan grumos
Tamizar el cacao para que no se hagan grumos

Añadimos la mitad del preparado de leche y limón. Cuando esté bien mezclado, tamizamos la harina sobre la mezcla y removemos.

La leche con el limón se ha convertido en una buttermilk que es un suero de leche muy complicado de encontrar pero que podemos hacer fácilmente.
La leche con el limón se ha convertido en una buttermilk que es un suero de leche muy complicado de encontrar pero que podemos hacer fácilmente.

Incorporamos el resto de la leche con limón, batimos.

En un recipiente ponemos el vinagre, echamos el bicarbonato y cuando esté efervescente se lo añadimos a la mezcla.

Este es el aspecto que debe tener la mezcla en este punto del proceso
Este es el aspecto que debe tener la mezcla en este punto del proceso

Ahora tenemos que echar la vainilla y el colorante. Remover hasta su completa incorporación. Ya tenemos la masa para nuestro bizcocho red velvet.

El color rojo con aspecto aterciopelado es por la reacción que produce el vinagre con el bicarbonato y también por el colorante
El color rojo con aspecto aterciopelado es por la reacción que produce el vinagre con el bicarbonato y también por el colorante

Distribuimos la masa en los dos moldes y los metemos en el horno, en el mío tardan 35 minutos en estar listos pero como depende de cada horno os aconsejo que probéis pinchando con una aguja, cuando salga limpia, estarán en su punto.

Salen del horno con un precioso color
Salen del horno con un precioso color que deben tener los red velvet 

Sacad del horno y dejad templar. Cuando podamos desmoldar sin quemarnos les quitamos los moldes para que acaben de enfriarse sobre la rejilla sin que se suden.

Poned uno de los bizcochos sobre un plato de presentación, cubrir con una capa de la crema de queso, yo lo hago con la manga pero también podéis extenderla una espátula, montar el segundo bizcocho encima y decorad a vuestro gusto con más queso en crema.

Poner una capa del frosting de queso sobre uno de los bizcochos
Poner una capa del frosting de queso sobre uno de los bizcochos red velvet

Yo he puesto unas frambuesas para dar color y que combinan con el rojo intenso del bizcocho y he rallado chocolate con leche por encima.

La decoración queda a vuestra imaginación, esta es una sugerencia
La decoración queda a vuestra imaginación, esta es una sugerencia

No me digáis que el resultado no es fantástico, parece que es la red velvet de un café de Manhattan !!!.

El corte de la tarta deja al descubierto un interior rojo intenso en contraste con el relleno
El corte de la tarta deja al descubierto un interior rojo intenso en contraste con el relleno

Es laboriosa pero siguiendo los pasos, el resultado está asegurado. En mi casa ha pasado a ser la tarta favorita, aunque son tan golosos que cada día dicen una diferente.

Tiempo: 20′ +horneado y decoracion

Dificultad: media

 

Deja un comentario