Dulces, Recetas de Cocina

Tiramisú de frutos rojos en copa de cocktail

El tiramisú es un postre italiano del que hay infinidad de variantes. Esta me gusta porque no es fuerte, tiene el delicado sabor de los frutos rojos que no enmascara el sabor de la crema de tiramisú.  Se puede preparar el día anterior, está mucho más rico. Es el postre ideal para poner el broche final a una cena romántica y evocadora en el día de San Valentín.

Ingredientes:

  • Unas 8 o 10 galletas tipo chips ahoy  (pinchando aquí tendréis la receta)
  • 125 gramos de queso mascarpone
  • 2 huevos
  • 125 gramos de frutos rojos (frambuesas, arandanos, fresas, grosellas…)
  • 3 cucharadas de azúcar
  • ralladura de limón, una cucharada

Elaboración:

Ponemos las galletas en una bolsa ( las de congelar son estupendas para esto) y las damos unos golpes con el rodillo de cocina para que se deshagan.

Rompemos los huevos y separamos las claras de las yemas. Batimos las yemas con una cucharada de azúcar y cuando ya estén espumosas añadimos el queso y seguimos batiendo hasta que quede una mezcla uniforme.

Montamos las claras a punto de nieve fuerte. Este paso es el más importante porque de ello depende de que la crema de tiramisú resulte suave y esponjosa. Estarán en su punto cuando se formen picos en la superficie. Un truco que utilizo para que no se bajen es echar dos gotas de limón y una pizca de sal antes de empezar a batirlas.

En la mezcla de huevos y queso añadimos la ralladura de limón, removemos e incorporamos las claras montadas a punto de nieve. Hacedlo en dos veces, removiendo de abajo a arriba para que mantengan el aire y no se bajen. Reservar en la nevera.

Ponemos un cazo al fuego con las dos cucharadas de azúcar restante, dejamos calentar 3 o cuatro minutos a fuego suave y añadimos los frutos rojos. Removemos hasta que se forme un caramelo, aplastando las frutas que se desharán enseguida porque son muy delicadas. Retirar del fuego, pasarlas por un colador para quitar las pepitas, podéis aplastarlas un poco para extraer todo su extracto. Reservar.

Caramelo de frutos rojos para hacer una de las capas del tiramisú
Caramelo de frutos rojos para hacer una de las capas del tiramisú

Para montar la copa de tiramisú, ponemos la crema de tiramisú en una manga pastelera con la boquilla un poco grande, ponemos en la base de la copa una capa de galletas molidas, seguidamente una capa la crema de tiramisú. Sobre esta unas cucharadas del caramelo de frutos rojos.

Formar capas con las diferentes texturas que forman los ingredientes del postre
Formar capas con las diferentes texturas que forman los ingredientes del postre

Repetimos la operación y terminamos con la última capa de crema. Adornad con poquito de galleta molida, unos frutos rojos y unas hojas de menta.

Un postre delicado, suave y fresco para cerrar el menú de una cena muy romántica
Un postre delicado, suave y fresco para cerrar el menú de una cena muy romántica

Un postre tradicional pero con una variante que lo hace parecer nuevo, con una presentación en copa es ideal para cerrar una cena con un menú cuyos platos reunen los ingredientes dignos de una velada para recordar

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: Baja

Deja un comentario