Tu sombrero ideal, claves para acertar

Los sombreros son un complemento que nos pueden aportar mucho estilo, en invierno de manera especial. Son tendencia desde hace ya varias temporadas, por lo que se ve en las pasarelas han vuelto del pasado para quedarse y poner un detalle diferente a cualquier look dependiendo del tipo de sombrero que escojamos.

Hay una serie de tópicos con respecto a los sombreros que hay que desterrar. Uno de ellos es que las personas bajas no pueden llevar sombreros o que a las caras alargadas les sientan mal. La verdad es que tenemos que buscar el que nos resulte más cómodo, acorde con nuestro gusto o características  y como hay tantos modelos, no hay problema, sin duda encontraremos el que mejor encaje con nuestro estilo y fisonomía.

En esta entrada me centraré en los sombreros de invierno que es la época en la que estamos y además como es el momento de las rebajas, podemos aprovechar para hacernos con uno a buen precio. Es importante probarse varios modelos hasta dar con el ideal.

Con respecto a las personas de menor altura lo que no les sienta bien es un sombrero muy voluminoso, con ala muy ancha. Deben optar por los sombreros pequeños, tipo borsalino, trilby o clòche porque tienen el ala pequeña. También las gorras y viseras son una buena elección, dependiendo del estilo con el que más  nos identifiquemos

Bombín con vuelta en print animal

Este es tipo bombín, en negro combinado con la vuelta en print animal, consiguiendo con este detalle dar más luz a la cara. Tiene que ir muy calado en la cabeza por lo que es importante comprar la talla adecuada (si, los sombreros también tienen tallaje). Por su tejido y diseño es un sombrero indicado para combinar con una ropa sobria, no abusar del estampado animal, es un error. Pequeños detalles de esta impresión están bien pero el exceso es un horror.

Pamela o capelina, en fieltro negro con detalle de cadena

Este de ala ancha es una pamela o capelina, muy de tendencia en los outfits últimamente, que por su ala ancha es adecuado para quien tenga una estatura alta. Desde mi punto de vista no es el más favorecedor ni el más cómodo de llevar pero es un acierto si lo combinamos con un estilo boho.

Este sombrero tipo bogart, tiene como detalle una pasamaneria doble

El estilo fedora o bogart, es el más usado, muy favorecedor tanto para chico como para chica. Se ajusta perfectamente a todo tipo de look, ya sea formal o más casual. Es cómodo, atemporal y muy versátil.

El aire retro de los sombreros clòche es incuestionable

El clòche es el que asociamos con las películas en blanco y negro, típico de los años 20 por lo tanto tiene un aire retro. Hay que llevarlos muy calados en la cabeza, son cómodos porque su ala es muy corta aunque no favorecen a todas las caras.

Las gorras y viseras son muy cómodas y pueden acompañar cualquier look, dependiendo de su tejido y diseño

Las gorras con visera, tipo equitación o las planas son muy confortables y sencillas tanto de llevar como de combinar, dan un carácter  casual y son muy apropiadas para cualquier tipo de rostro.

Las boinas parisinas tienen un toque romántico, quedan muy bien con una falda o vestido y un buen tacón. Son muy femeninas, nos trasladan a las calles de París, con su elegancia natural y ese toque tan femenino

Los beanies no son mis favoritos, aunque son tendencia y tienen mucha aceptación. Me parecen mas apropiados para chicos aunque tampoco creo que les favorezca demasiado este tipo de atuendo

En cuanto a los colores, yo tengo predilección por toda la gama de los marrones, desde los beiges hasta los chocolates y por supuesto el negro. No soy partidaria de mucho colorido en los sombreros de invierno.

Los chicos están muy favorecidos si combinan su look con el sobrero adecuado

En los chicos todavía  no es habitual el uso del sombrero, se decantan por gorras, gorros y viseras con un look casual, pero seguro que se irán animando porque un borsalino o un trilby  bien combinado con el resto del outfit, aumenta su atractivo

El consejo más  importante sobre como, cuando y donde llevar sobrero: lo esencial es que estemos cómodos con  él, si no es así, mejor no llevarlo. No hay nada que reste más elegancia y estilo que ir incómodos y pendientes de una prenda que llevamos puesta. Debemos de olvidarnos de que llevamos un sombrero puesto, forma parte de nuestra indumentaria como la camisa o los zapatos, así debemos sentirnos cuando nos lo ponemos

Buscad el modelo que mejor se adapte a vuestro estilo, hay una gran diversidad

Animaos a buscar el sombrero que más os favorezca y además con esta ola de frío es muy recomendable cubrirse la cabeza, es por donde se pierde el 40% del calor corporal. Además de para levantar un conjunto soso, luzcamos el sombrero para taparnos del intenso frío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *