Recetas de Cocina

Canelones de marisco con los restos de las fiestas

En todas las casas quedan restos de las comidas y cenas de estas fiestas que no sabemos que hacer con ellos porque no dan para una comida pero no podemos ni debemos tirar a la basura. Unos canelones con los langostinos, las gambas, el pescado…que nos han quedado es una buena opción para aprovechar todo ello.

Ingredientes:

  • Langostinos, gambas, cigalas, o cualquier otro marisco que nos haya sobrado
  • Merluza, rape, besugo o cualquier otro resto de pescado.
  • Tomate frito
  • Albahaca
  • 1 cebolla
  • 1 paquete de pasta de canelones
  • Un chorrito de vino blanco
  • queso parmesano

Ingredientes para la besamel:

  • caldo de pescado (si no tenéis usad leche)
  • 50 gramos de mantequilla
  • dos cucharadas de harina
  • sal
  • Aceite de oliva Virgen Extra

Elaboración:

En una sartén ponemos a calentar unas cuatro cucharadas de aceite. Cortamos la cebolla en trozos muy pequeños y la echamos en la sartén. Cuando este transparente añadimos los restos de marisco y el pescado ( todo limpio de cáscaras y espinas), también en trozos pequeños . Dejamos unos minutos para que tome calor y se mezcle con la cebolla. Incorporamos el tomate frito en la cantidad que nos vaya pidiendo para conseguir una mezcla no demasiado liquida. Añadir el vino blanco, subir el fuego para que se evapore el alcohol. Salpimentar y poner las hojas de albahaca picadas.

El relleno para los canelones con los restos y el tomate

Reservar.

Untar una fuente de horno con mantequilla

Hervir la pasta siguiendo las indicaciones del paquete, depende de la marca y tipo de pasta tiene un tiempo de cocción. Cuando esté cocida, escurrir todo el agua y añadir un chorrito de aceite, de esa manera se mantendran hidratadas y no se pegarán.

Con un chorrito de aceite las placas de canelones se mantendrán hidratadas y no se pegarán

Extender las placas de canelones sobre un paño e ir poniendo cucharadas del relleno de marisco y pescado en ellas y enrollar.

Colocar en la fuente engrasada.

Para la besamel, poner la mantequilla en una cazuela a derretir y antes de que tome color se añaden dos cucharadas de harina y sal. Se deja que adquiera un hermoso color dorado, y a continuación se añade el caldo de pescado o la leche poco a poco, sin dejar de remover para que no se formen grumos. Dejar cocer la salsa a fuego lento, siempre removiendo, al menos 15 minutos para que no tenga sabor a harina. Al terminar deberá tener un aspecto liso y brillante.

El aspecto de la besamel es aterciopelado

Cubrir los canelones con la besamel, rallar el parmesano por encima, poner una nuez de mantequilla sobre todo ello y meter al horno a gratinar.

Podemos dejarlos así en la nevera y gratinar en el momento de la comida o congelar y gratinar cuando vayamos a comerlos

Se puede dejar hecho y gratinar en el último momento. También lo podemos congelar antes de gratinar y junto a una ensalada tenemos una comida completa, sencilla, barata y riquísima.

recién salidos del horno

Tiempo: 30 minutos + gratinado

Dificultad: fácil

Deja un comentario