Pon las mesas navideñas con todo detalle

La cena de Nochebuena y la comida de Navidad son las dos celebraciones mas importantes de las que se preparan en casa y las mesas tienen que estar perfectas. Tan importante es el menú que pongamos como la presentación de la mesa.

Para mi la mesa de Nochebuena es la que tiene mayor importancia y por ello es en la que tenemos que esmerarnos más. Os doy una idea de una  mesa de Nochebuena, adaptadla  a vuestro estilo y no olvidéis ningún detalle.

Mesa de Nochebuena

He puesto una mantelería de hilo blanca porque el protagonismo lo tienen el resto de elementos. Al ser una cena importante he optado por bajoplatos de plata de linea sencilla.  La vajilla es de porcelana de Bavaria, con filo de oro y las iniciales en el borde también en oro y plata. He colocado las tazas de consomé porque el menú que vamos a comer comienza con una vichyssoise.

Detalle de la vajilla de Nochebuena

La cubertería es de plata, con un diseño muy sencillo. Los cubiertos se colocan de afuera hacia dentro en el orden en que se servirán los platos, a la derecha: cuchara, cuchillo de pescado y cuchillo de carne; a la izquierda: tenedor de pescado y tenedor de carne; entre el plato y las copas, se colocan los cubiertos de postre, también en la posición en que se cogen al comer: el cuchillo con el mango a la derecha y el tenedor con el mango a la izquierda.

La cristalería es de cristal tallado y he puesto la copa de vino blanco, tinto, agua y cava, formando un semicírculo delante del bajoplato. A la izquierda se pone el platito del pan, en este caso es de plata como el bajoplato y la cubertería

La servilleta siempre se pone sobre el plato y en esta ocasión la he colocado doblada de tal forma que dentro esconde un pequeño detalle para cada invitado y una tarjeta con el nombre que ocupa en la mesa.

El centro de mesa esta puesto sobre un pie de postre de cristal con  flores blancas, hiedra y eucalipto de Floristeria Agapanto. Los candelabros también son de cristal de estilo clásico, con velas doradas

Centro de mesa de la cena de Nochebuena

En un lado he puesto un plato con ramas de pino y velas doradas de Turzo Velas, dando un punto de luz mas navideño a la mesa.

Detalle de las velas y los candelabros

Un truco: si ponéis marisco o pescado, tened preparado limón para acompañar y es un detalle ponerlo en una gasa (de las del botiquín) colocados en un plato o en un cuenco. De esta forma cuando se usa no salpica y queda muy decorativo

Con este detalle marcaréis la diferencia en cualquier mesa

Las mesas para la comida de Navidad son también importantes aunque, al menos en mi casa, es menos protocolaria porque todos estamos cansados de la noche anterior. Yo  pongo una mesa menos formal, con un toque más divertido.

En esta opción he puesto una mantelería blanca con puntilla en tonos beige y en lugar de bajoplato he colocado un individual de algodón en color magnolia, la vajilla es inglesa en tonos marrones, la cristalería es de cristal tallado. Para la comida solamente he puesto la copa de vino y la de agua, para sacar las de cava a los postres. La cubertería esta dispuesta igual que en la mesa de la cena de Nochebuena y para la servilleta he optado por un servilletero de alpaca clásico. Los platitos de pan también son alpaca y sobre ellos unos tapetes de crochet dan un toque mas hogareño.

Detalle del servicio de la mesa de la comida de Navidad

Como veréis, el  centro de mesa es poco convencional, imita un bosque en miniatura. Sobre un manto de musgo he colocado un pequeño acebo (no hay nada más navideño), unas mini piñas, unas setas que cogimos en el campo con el musgo y unas quimas de arbusto rojas.

Detalle del centro de mesa de la comida de Navidad

También he colocado unas tarjetitas con el nombre de los comensales en el sitio asignado y por la mesa he puesto unas figuras de adornos navideños de madera siguiendo la misma tonalidad y el mismo estilo de toda la mesa

Es una mesa de Navidad cuidada en los detalles  y divertida por los elementos decorativos

En la segunda opción he puesto un centro de frutas sobre un antiguo frutero de plata, de herencia. La piña, las manzanas, las granadas, las uvas… tienen unos colores preciosos y dan un estilo fresco y natural a la mesa, cosa que se agradece después de los excesos de la noche anterior.

La fruta aporta frescura a la mesa de la comida de Navidad

No olvidéis que no se deben poner velas en la mesa a la hora de la comida, están reservadas para las cenas.

Para conseguir que las uvas tengan un brillo y una textura especial hay que batir una clara de huevo (sin que se haga punto de nieve) y añadir azúcar, las bañamos en esa mezcla y tendremos unas preciosas uvas que parece que tienen escarcha.

Las uvas quedan como si les hubiese caido la escarcha

En los servilleteros, además de la servilleta he puesto una ramita de abeto, que junto con los adornos navideños que están distribuidos por la mesa, marcan el momento del año en que estamos.

Una mesa para la comida de Navidad con un centro que combina las frutas con hiedras

Espero que estas ideas os ayuden a poner unas bonitas mesas en Nochebuena y Navidad, con detalles que les hagan únicas y disfrutéis compartiendo con los que más queréis. Felices Fiestas!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *