Decoración

Una corona para tu casa

Tenemos que sentirnos los reyes de nuestra casa y por esa razón tenemos que ponerle una corona.

En esta época del año en que los días son más oscuros, cortos y fríos son también el preludio de las fiestas navideñas, estamos en adviento y podemos poner color y luz desde ya mismo. Primero con las coronas de este tiempo, el adviento que llevan las velas como símbolo, de origen pagano, de que estamos esperando el comienzo de más horas de luz y  así empezar a preparar nuestro hogar para esos días de celebraciones y  reuniones con familiares y amigos.

En Navidad, las coronas se colocan en la puerta, dan la bienvenida y simbolizan el deseo de salud para los que pasan por esa puerta, según su origen entre los antiguos romanos.

Aunque tradicionalmente se hacen con ramas verdes, admiten cualquier tipo materiales para su realización.

Encontraremos coronas en muchos comercios, de todos los precios y de múltiples estilos pero con muy poco esfuerzo y dinero podemos hacer una corona única para nuestro pequeño gran reino que es nuestra casa. Esos son los detalles que marcan la diferencia, que hacen que lo que nos rodea lleve nuestro sello, nuestro estilo.

Os dejo unas ideas para que os inspiréis y hagáis coronas de adviento o de Navidad  con materiales muy asequibles y fáciles de encontrar, planchas de porexpan, saco de yute, pétalos de flores secas de las que hemos recogido en los meses pasados, piñas, espigas de trigo, velas, adornos navideños, tiras de plumas que se encuentran en bazares y en mercerías…

Elaboración de la base: si encontráis la corona de porexpan hecha solo tenéis que forrarla con tiras de saco de yute para hacer las dos primeras y para la última basta con cubrirla con la guirnalda de plumas. En caso de que no dispongáis de una corona de ese material, podéis recortar una plancha de porexpan, yo lo he hecho así. La que os muestro tiene un diámetro de 40 cm en su exterior.

Para hacer las tiras de saco fruncidas solo es necesario pasar un hilván por el centro de cada tira, en este caso son de 15 cm de ancho y tirar hasta conseguir el frunce deseado. Lo colocamos sobre la base y adornamos con guirnaldas de flores secas. Quedan muy bien colgadas en la puerta.

????????????????????????????????????
El resultado es espectacular y combina lo rústico del saco con la delicadeza de las flores secas

Poned unos soportes para pinchar las velas y conseguimos unas coronas de adviento que también nos sirven como centros de mesa.

????????????????????????????????????
Como podéis ver con las velas queda ideal para un centro de mesa para una cena

Las espigas y las piñas se adaptan muy bien a este tipo de coronas, dándoles un aire rústico y otoñal

????????????????????????????????????
Una bienvenida muy cálida

La corona de Navidad a mi gusta que este coordinada con el resto de la decoración que hayamos elegido para el resto de la casa, de esta manera conseguimos una continuidad desde la puerta de entrada, donde la colgaremos, con el resto de los detalles con que adornamos nuestro hogar,  como el árbol, el centro de mesa, la bandeja de dulces, el embalaje de los regalos…

????????????????????????????????????
Una corona de Navidad blanca da la bienvenida a nuestra casa

En próximas entradas daré más ideas sobre la decoración para esta época que se aproxima, la Navidad, que merece que dediquemos un poco más de tiempo a los detalles.

Deja un comentario