Reciclar, crear y regalar

cajas para detalles

Reciclar no es una moda, es una forma de respetar el medio ambiente y además de ahorrar un poquito de dinero.

Dedicar un  tiempo a hacer pequeños trabajos manuales o a cocinar puede ser una buena forma de relajarnos y olvidarnos, al menos por un ratito, de todos esas cosas que nos estresan y no nos dejan relajarnos.

Si a estas dos acciones, sumamos que podemos hacer un pequeño obsequio único para agasajar a unos amigos, unos familiares o en una visita, tenemos el conjunto ideal.

En esta entrada os doy una idea para hacer una cajita para regalar. Yo las suelo usar para meter galletas, lenguas de gato, donuts… es decir, dulces caseros  y llevarlos cuando hago una visita. Quien lo recibe sabe apreciar que además de los dulces, he dedicado tiempo en hacer el detalle personal.

Material necesario:

  • Bolsas de papel o cartón de las que nos dan habitualmente en las tiendas de ropa y complementos (a mi me gustan las que son de papel grueso, pero valen todas)
  • Regla
  • Lápiz o bolígrafo
  • Lazo
  • Papel de seda
  • Una pequeña tarjeta para escribir un mensaje personal

Elaboración

Lo primero es cortar la bolsa, dejado solo las dos caras más grandes. Eliminar las asas. Cuando tengamos las dos partes separadas, asegurarnos de que tienen la misma medida y si es necesario recortar el sobrante para igualar. Aquí os dejo un vídeo sacado de nuestro canal de Youtube para que veáis el proceso:

 

En este caso como la bolsa es de papel muy grueso, me ayudo con la parte de atrás de las tijeras para que se quede la doblez más marcada.

El resultado final, como podéis ver, es estupendo:

cajas para detalles
Cajas para detalles

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *