El arte de visitar

La diferencia entre saber estar y simplemente estar depende de pequeños actos cotidianos.

En la actualidad damos menos importancia a las formalidades, los actos de cortesía y buenas maneras que en el pasado formaban parte, incluso de la educación en los colegios. Esto no quiere decir que esté pasado de moda o que no debamos seguir unas normas de comportamiento, de protocolo, en definitiva, de saber estar.

Para esta primera entrada vamos a dar unas pinceladas sobre como visitar a alguien con unas normas básicas. Esta será nuestra mejor tarjeta de presentación.

La primera regla de oro es:  nunca ir a visitar a alguien sin avisar. Vivimos en el mundo de las telecomunicaciones por lo tanto no hay ninguna excusa para que no podamos concertar la cita. Sea cual sea el motivo de nuestro encuentro debemos llamar por teléfono y preguntar la hora que es más conveniente para ir. Posteriormente hablaremos del tipo de visita (por el nacimiento de un hijo, por un encuentro con amigos, dar un pésame, por una enfermedad…file 1 16 Teléfonos Antiguos

 

 

Otra regla es nunca ir sin llevar algún detalle para quien nos recibe, esta regla la desarrollaremos en próximas entradas porque depende de cual sea el motivo de nuestro visita e indicaremos cual es el detalle más apropiado, no es lo mismo ir a visitar a unos amigos que estrenan casa, que ir a visitar a unos padres que acaban de tener a su bebé.

Resultado de imagen de imagenes de regalos envueltos

 

 

Por supuesto, no debemos ir con ninguna persona que no haya sido invitada o que no hayamos avisado de que nos iba a acompañar. Independientemente de que sean conocidos de los anfitriones o no, es un detalle de muy mal gusto presentarse con más personas que las esperadas por ellos.

Si es la primera vez que visitáis a esa persona, nunca se pide usar el cuarto de baño, esto suele llamar la atención cuando hablamos del comportamiento adecuado a un protocolo mínimo, pero es de muy mala educación ir a una casa por primera vez y pedir usar el aseo. Evidentemente esto no se tiene en cuenta si hay una indisposición repentina, en cuyo caso se solicita el uso y se piden excusas, siendo lo menos explicito posible sobre nuestra indisposición.

Resultado de imagen de imagenes de cuadros de baño

Aunque es una norma que sirve para cualquier acto en nuestra vida, llegar con puntualidad, si tenemos un contratiempo que nos hace retrasarnos mucho (un atasco por un accidente, el retraso de un avión…) hay que llamar, pedir disculpas y cancelar la cita. Tampoco se debe llegar antes de la hora fijada.

Hay un dicho que viene muy bien para esta otra norma ” lo poco gusta, lo mucho cansa”, el encuentro no debe pasar de la media hora, este tiempo es el suficiente para llevar una conversación agradable y despedirse sin resultar pesados e incómodos. Dedicar menos tiempo sería descortés.

A partir de estas normas básicas vamos a adelantar algunas otras que iremos desarrollando en próximas entradas: Nos han invitado a cenar, Como poner una mesa informal, Hoy vestimos la mesa de fiesta, Damos la bienvenida a vuestro bebé, Espero que te mejores…

De las visitas

Fuentes de imágenes: hogarisimo.es, Briny´s Blog, Estilo&Casa.com, Protocolo.org

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *